Archive for the ‘Embarazo’ Category

Protección a la trabajadora embarazada:

marzo 5, 2009

En España el embarazo de las mujeres trabajadoras está protegido por la Ley 31/1995 de 8 de noviembre de 1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Las situaciones laborales poco ventajosas de alguna manera influyen en la gestación y en la lactancia. Muchos de los factores estresantes cuyo origen está en el trabajo podrían justificar el incremento de los partos prematuros, las depresiones postparto y otras incidencias. Está demostrado cómo afectan estas situaciones de forma negativa en la salud de la población en general.

Postura en el trabajo. RD 486/1997 Debido a los cambios estructurales propios del embarazo, actividades que se realizan habitualmente, en el trabajo tales como manejar pesos, subir escaleras, coger objetos de sitios elevados o del suelo, trabajar sentado frente a una mesa, permanecer de pie… ocasionan mayores dificultades y algunas incrementan los riesgos del embarazo, por lo que de manera preventiva, la embarazada debe aprender a mantener posiciones correctas, evitar posturas forzadas en el desempeño de su trabajo, realizar pausas periódicas durante la jornada laboral y si es necesario, tumbarse para el descanso.

Manipulación de cargas. Directiva 92/85/CE La manipulación manual y habitual de cargas pesadas puede dar lugar a lesiones fetales, y desprendimiento de placenta, por lo que se recomienda que no lo hagan durante el embarazo y hasta tres meses después del parto. Jornada laboral: turnos de trabajo y horario Está demostrado que la alternancia de turnos y el trabajo nocturno produce alteraciones de los ritmos circadianos, lo que en el caso de las embarazadas, supone gravar el trabajo, por lo que se recomienda su reducción e incluso eximirla de este ritmo laboral si fuera preciso.

Agentes biológicos. RD 664/1997 Las trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia, son especialmente vulnerables a la acción de los agentes biológicos, los cuales pueden actuar directamente sobre el feto y/o sobre ellas. Tendrán especial cuidado los siguientes colectivos: – trabajadoras de centros escolares – trabajadoras de centros de producción de alimentos – trabajadoras agropecuarias – trabajadoras sanitarias – trabajadoras de laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación – trabajadoras de instalaciones de eliminación de residuos – trabajadoras de instalaciones depuradoras de aguas residuales Factores relacionados con agentes físicos. RD 783/2001, de 6 de julio Radiaciones no ionizantes Teléfono móvil, microondas, radio, líneas eléctricas, ultrasonidos, luz ultravioleta, U.V.A…. son de ondas de baja frecuencia y no existen evidencias concluyentes de que produzcan efectos adversos sobre la gestación en condiciones normales de uso.

Radiaciones ionizantes La exposición de la gestante a los rayos X puede aumentar el riesgo de defectos congénitos del feto e incluso aumentar la posibilidad de que el recién nacido padezca cáncer a largo plazo. Para evitar esto, las mujeres embarazadas deben evitar la exposición a estas radiaciones, con la seguridad de que si hubieran de someterse a un estudio radiológico clínico imprescindible, la dosis y tiempo de exposición serían mínimos y por tanto no lesivos para el feto.

¡Esperamos que os haya sido de ayuda esta breve información que nos ha parecido interesante publicar!

¡Exige tus derechos!

¡Exige tus derechos!

Vía: http://www.entrebebes.com/Embarazo/proteccion-a-la-trabajadora-embarazada.html

Anuncios

Consejos para prevenir malformaciones genéticas

octubre 9, 2008

Consejos para prevenir malformaciones geneticas

Una adecuada alimentación en edad fértil reduce el riesgo de malformaciones fetales. La situación de la madre previa a la concepción condiciona su fertilidad, así como el riesgo de que su descendiente tenga malformaciones congénitas.

Teniendo en cuenta que las malformaciones se producen durante los veintiocho primeros días de gestación, cuando la mayor parte de las mujeres ignoran que están embarazadas y que, en torno al 50% de los embarazos no son planificados, conviene que las pautas nutricionales se dirijan a todas las mujeres en edad fértil.

La mujer que tiene una carencia nutricional antes de la gestación es difícil que la supere al iniciarse el proceso y, probablemente, el problema que pueda derivarse de ésta, se mantendrá o agravará perjudicando el curso y resultado del embarazo. Además, numerosos estudios afirman, que en situaciones de carencia de alimentos ricos en vitaminas aumenta el riesgo de abortos, muertes neonatales y malformaciones congénitas.

Existen numerosos estudios que vinculan la relación entre el aporte de ácido fólico en las semanas previas y posteriores a la concepción y la disminución del riesgo de tener neonatos con defectos de tubo neural (malformación de la médula espinal durante la fase embrionaria o fetal) y otras malformaciones congénitas.

Varios estudios como el realizado por el Consejo de Investigaciones Médicas del Reino Unido demuestran que ante un bajo nivel de ácido fólico existe un mayor riesgo de padecer malformaciones congénitas. La dosis diaria aproximada de 4mg de ácido fólico durante el periodo periconcepcional (que va desde por lo menos un mes antes de producirse el embarazo hasta el final del primer trimestre de gravidez), redujo el riesgo de defectos del tubo neural en un 72%. También, la toma de vitaminas relacionadas con el ácido fólico como la B12 contribuye a reducir el riesgo de anomalías congénitas de tipo no genético.

Otros estudios han puesto de manifiesto que un 98% de las mujeres, en edad fértil, no cubren las ingestas recomendadas de folatos y entre un 30-40% presentan cifras indicadoras de un déficit ligero a nivel sanguíneo. Estos datos ponen de relieve, que la situación en ácido fólico es claramente mejorable, siendo deseable el aumento en el consumo de verduras (fuentes naturales de la vitamina) o de alimentos enriquecidos con la misma, como es el caso de los cereales, que aportan el 45 % de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, y sus derivados. Esto podría conducir a alcanzar un nivel adecuado de folatos en la alimentación de todas las mujeres con posibilidades de quedarse embarazadas.

Alimentos ricos en ácido fólico como los cereales de desayuno, la levadura de cerveza, el germen de trigo, las legumbres, el hígado y los vegetales de hoja verde, contribuyen a aportar el complejo vitamínico necesario de una adecuada alimentación.

Una buena forma de asegurar el aporte de ácido fólico es desayunar cereales enriquecidos en ácido fólico con levadura de cerveza y germen de trigo, para aportar más del 45 % de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico.

Vía: Entrebebes.com

Acido fólico

Acido fólico

Prevenir la espina bífida:

octubre 6, 2008

Si estas pensando en quedarte embarazada, el espárrago es un alimento excelente dado su alto contenido en folatos. Ésta es una vitamina importante para asegurar el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación. Los folatos son muy sensibles al calor, por lo tanto, cuando cocines este alimento, hazlo con técnicas poco agresivas, como al vapor o en olla a presión.

Pero lo que no debes olvidar es tomar una dosis diaria de ácido fólico desde el momento en que pienses quedarte embarazada,  y siempre ¡consulta con tu ginecólogo!.

Vía: Entrebebes.com

Prevenir la espina bifida

Prevenir la espina bífida

¿Quieres niño o niña?

septiembre 30, 2008

En un estudio realizado en el Reino Unido, y en el que participaron 740 mujeres embarazadas que no conocían el sexo de su bebé; se les pidió que llevaran registros de sus hábitos alimenticios antes y durante las primeras etapas de embarazo. Las participantes fueron divididas en tres grupos según el número de calorías que consumieron diariamente durante el período de concepción.

Los resultados mostraron que 56% de las mujeres en el grupo con el consumo más alto de colorías tuvo bebés varones, comparado con 45% en el grupo de más bajas calorías.

Las mujeres que tuvieron niños, además de consumir más calorías también dijeron haberse alimentado con una variedad más amplia de nutrientes, como potasio, calcio y vitaminas C, E, y B12.

Los investigadores también encontraron una relación entre las mujeres que tuvieron niños y que solían desayunar cereales. Sin embargo, no comer desayuno es ahora un hábito común en el mundo desarrollado, cuando no se toma desayuno, dicen los expertos, se reducen los niveles de glucosa en el cuerpo, lo que puede conducir al nacimiento de niñas.

Según los científicos en los últimos 40 años ha habido una reducción de cerca de uno por cada 1000 nacimientos anuales, en la proporción de varones que nacen en los países industrializados.

Los investigadores piensan que este estudio podría explicar porqué en los países desarrollados, donde las mujeres jóvenes optan hoy en día por consumir pocas calorías, la proporción de nacimientos de varones está disminuyendo. Además, este mecanismo nos ofrece evidencia de que existe un mecanismo ‘natural’ que ofrece a la madre la posibilidad de controlar con la dieta el sexo de su bebé.

Los científicos no saben con exactitud cuáles son los mecanismos que controlan este proceso. Pero las investigaciones de fertilización In Vitro han demostrado que los altos niveles de glucosa estimulan el crecimiento y desarrollo de los embriones masculinos a la vez que inhiben a los femeninos.

Los expertos indican que jugar con la dieta y alimentarse con un exceso de calorías no es una buena preparación para la concepción. Lo mejor es consumir una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico y no fumar ni consumir alcohol.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de las universidades de Exeter y Oxford, en Inglaterra, aparece publicado en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences (Actas de la Sociedad Real B: Ciencias Biológicas).

¿Niño o niña?

¿Niño o niña?

No existe relación entre el estrés y la preeclampsia en el embarazo:

abril 14, 2008

No existe relación entre el estrés y la preeclampsia en el embarazo:

A día de hoy todavía no se sabe cuales son los motivos que originan del desarrollo de preeclampsia e hipertensión gestacional en el embarazo, pero son diversas las teorías que apuntan a los genes masculinos, al alto nivel de proteína de HtrA1, a la falta de vitaminas….

Por ello un estudio realizado en Holanda, no ha venido a averiguar las verdaderas causa de estas enfermedades gestacionales, pero si que aseguran que las causas que desencadenan la preeclampsia no tienen relación con el estrés de la madre durante el embarazo.

La preeclampsia no tiene porque suponer ningún problema, si se controla y es detectada debidamente para evitar riesgos significativos como un parto prematuro, pero si no es detectada puede causar graves complicaciones tanto para la madre como para el bebé.

Según el estudio realizado la embarazada no puede hacer nada para evitar esta subida de presión gestacional, pero por lo menos gracias a el, sabemos que el estrés que sufre la embarazada no tiene nada que ver.

Vía: Entrebebes.com

LOS CAMBIOS MÁS COMUNES DESPUES DE UN EMBARAZO:

marzo 13, 2008

LOS CAMBIOS MÁS COMUNES DESPUES DE UN EMBARAZO:

Lo  cierto es que después de un embarazo ¡nuestro cuerpo ya no será el mismo! por mucho que nos engañemos pensando lo contrario, aunque si puede ser similar o este  puede mejorarse de ciertas formas.

Los cambios más comunes que experimentamos la mayoría de las mujeres son: un aumento prominente del tamaño de la barriga, que provocará a la larga una distensión de la musculatura abdominal, un  aumento del  tamaño del pecho y su consecuente distensión de la piel en esta zona, cambios hormonales que muchas veces nos provocarán  cúmulos de grasa en determinadas zonas del cuerpo, ¡siendo sus sitios favoritos la cintura y barriga preferentemente!, aparición de estrías o potenciar las que ya teníamos …

¡Pero no os desaniméis! Ya que  tras el embarazo se tiende a recuperar el peso que teníamos antes de este, aunque a veces los cúmulos de grasa permanecen. ¡Pero no siempre! (ello depende de varios factores como la calidad de la piel ,la capacidad de retracción que tenga ésta…).

Y ya sabéis si no estáis a gusto, hoy en día existen tratamientos de belleza para todo y  tenemos a nuestra disposición expertos nutricionistas, endocrinos, entrenadores personales… que nos pueden ayudar en la mayoría de los casos, pero si aun así no estáis contestas al 100 % ¡siempre podemos recurrir a la cirugía estética! , pero eso sí ¡en ultimo caso y siempre poniéndonos en manos de expertos cirujanos!.


Vía: Entrebebes.com

fajapostparto.jpg