Cuando los niños tosen:

La tos es un síntoma de alguna enfermedad y aparece como un mecanismo de defensa del organismo para expulsar del árbol bronquial partículas extrañas o secreciones.

En algunas ocasiones, la tos puede hacerse persistente provocando interrupción del sueño, fatiga o vómitos y, aunque, generalmente, no obedece a una enfermedad importante puede generar gran preocupación a los padres.

Cuando el niño tiene tos se debe evitar la automedicación. La tos no es una enfermedad sino un síntoma, por ello es preciso que el niño sea explorado por el pediatra para que determine la causa de la tos y prescriba un tratamiento correcto.

tos_en_los_ni_os_humidificador_795839080.jpgHay una serie de medidas generales que pueden ser útiles en la mayoría de los niños, como pueden ser humidificar el ambiente, administrar líquidos abundantes para fluidificar las secreciones o descongestionar la nariz con suero fisiológico.

En general, los medicamentos antitusígenos (dextrometorfano, cloperastina, codeína…) sólo deben utilizarse en aquellos casos en los que la tos impida el sueño, la alimentación o provoque vómitos.

Los mucolíticos tienen, generalmente, escasa eficacia en el tratamiento de la tos, por lo que debemos evitarlos.

tos_en_los_ni_os_faringitis_854433479.jpgDistintos tipos de tos

Alteraciones como la faringitis, adenoiditis y sinusitis provocan una tos irritativa, seca, en la estación invernal, de predominio nocturno.

La laringitis provoca tos “perruna”, disfonía, estridor.

El asma y la hiperreactividad bronquial provoca tos seca, dificultad respiratoria, relacionado con ejercicio, aire fresco, humo del tabaco… y se presenta sobre todo primavera.

La tosferina se caracteriza por tos seca, irritativa, en accesos (5-10 toses seguidas de una inspiración y “gallo final”) puede asociarse a vómitos.

Son múltiples las causas de la tos. Entre las más frecuentes están las infecciones de vías respiratorias (resfriado común, faringitis, laringitis, sinusitis, aumento de las adenoides, bronquitis, traqueitis, neumonía…), enfermedades alérgicas (asma, rinitis…), cuerpos extraños en vías aéreas.

Por ello os recomiendo que si vuestros niños tosen durante unos días, sin otros sintomas que lo acompañen, los llevéis a visitar al pediatra o médico de cabecera para que les eche un vistazo y descartar posibles enfermadades encubiertas.

Via: Entrebebes.com

¡Vigilar la tos en los niños!

¡Vigilar la tos en los niños!

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: