Posts Tagged ‘pediatra’

La AEP recomienda vacunar de la gripe a los bebés y niños:

octubre 28, 2008

La gripe es una enfermedad viral bastante contagiosa que afecta principalmente a niños y ancianos. Su duración suele ser de una semana, si no existen complicaciones, y generalmente se debe pasar en cama, con lo que los niños en edad escolar suelen perderse una semana de clase.

En España la vacuna contra la gripe no está incluida en el calendario de vacunas y los médicos en principio solo recomiendan que se dispense a niños con enfermedades crónicas o respiratorias y a aquellos que convivan con personas enfermas para evitar que las contagien. Pero la Asociación Española de Pediatría (AEP) lleva varios años insistiendo en que esta vacuna debería incluirse en todos los calendarios para niños sanos mayores de seis meses.

En EEUU ya es una práctica habitual mientras que en Europa, de momento, es únicamente Finlandia la única que incluye esta vacuna en su calendario de vacunas para todos los niños de entre los seis y los 36 meses de edad.

La AEP insiste en que hasta que esta medida sea implantada, de momento debe llevarse a conciencia la vacunación en niños con enfermedades de riesgo y en el personal sanitario en contacto con ellos, ya que actualmente el número de estas personas que se vacunan es muy bajo.

Pero ¿hasta que punto es recomendable vacunar a los niños o bebés sanos?, existen diversas y contradictorias opiniones al respecto, ¿es tan malo que niños sanos pasen por esta experiencia?, ¿no les estamos protegiendo en exceso y a la larga haciéndoles más débiles?, ¿qué opináis?…Así que en caso de duda os recomiendo que hagáis, en cada caso, lo que os aconseje el pediatra de vuestros hijos.

Vía: Entrebebes.com

¡¡Es tiempo de gripe!!

¡¡Es tiempo de gripe!!

La llamada “dermatitis del pañal”:

octubre 23, 2008
¡Cuida el culito de tu bebé!

¡Cuida el culito de tu bebé!

Se trata de un proceso inflamatorio con erupción en la zona cutánea que recubre el pañal en niños pequeños. Tiene diversas causas,  entre otras destacan:

Oclusión prolongada y la fricción;

Excesivo crecimiento bacteriano;

Padecer de dermatitis seborreica.

Según se la causa que lo origine, se pueden distinguir tres tipos de dermatitis del pañal:

-Dermatitis eruptiva primaria se aprecia una irritación cutánea con aspecto brillante, que remeda una capa de barniz, y que se macera fácilmente.

-Dermatitis del pañal con base atópica o seborreica, además de los antecedentes familiares habitualmente positivos para esta patología, se observan lesiones en otras localizaciones características como la cara, zonas de extensión articular, etc. No es infrecuente que se produzca una sobre-infección bacteriana con formación de ampollas en cuyo caso el germen más frecuente es el S. aureus.

-Dermatitis candidiásica. Los tipos candidiásicos se distinguen por sus placas fuertemente eritematosas que ocasionan pápulas y pústulas adyacentes.

Como se puede prevenir

Además de la higiene de la región genital, perineal y glútea con agua y jabones suaves, es necesario que la piel, después de un perfecto secado, quede expuesta al aire durante un tiempo. Las lociones son una alternativa para limpiar las nalgas sucias cuando el agua y el jabón no están a mano como puede ocurrir en el caso de viajar, etc.

Como se puede tratar

El tratamiento es diferente según la causa de la dermatitis:

-La inflamación de la dermatitis del pañal eruptiva primaria requiere tratamiento tópico con corticoides (hidrocortisona al 1%). La aplicación nocturna de la llamada “pasta triple”, y cuya composición es: 10 g de solución de Burow al 1:40, 20 g de acuafor y 30 g de pasta de óxido de cinc, quitándola por la mañana (si es necesario) con aceite mineral, puede evitar la maceración de la zona inflamada.

-Las dermatitis del pañal sobre infectadas por bacterias deben ser tratadas con antibióticos triples de manera tópica.

-Cuando se evidencian lesiones candidiásicas, están indicados la nistatina o los imidazoles, como el clotrimazol; así mismo, la nistatina oral estaría indicada para eliminar las cándidas que afectan al aparato digestivo.

Así que lo mejor será que consultes con tu pediatra para que te aconseje cual es la que tu bebé necesita.

Vía: Entrebebes.com

La higiene del culete y genitales de los bebés:

diciembre 13, 2007

La higiene del culete y genitales de los bebés:

La limpieza en este caso es diferente según el bebé sea niña o niño.

Por ello siempre a las niñas hay que limpiarlas de delante hacia atrás (de la vulva al ano) ¡para evitar infecciones! y que los gérmenes se introduzcan en la vagina. También hay que limpiarles muy bien los genitales, abriendo delicadamente ¡eso si! Los labios mayores y menores.

 A los niños, a partir de los 15 0 20 días de su nacimiento, hay que empezar a retraerles muy suavemente ¡eso si! La piel del prepucio, os recomiendo que para ello aprovechéis el momento del baño.

Pero en ambos casos, tanto si se trata de un niño o una niña, nunca uses polvos de talco, ya que se ha demostrado que resecan mucho la piel de bebé y pueden ser aspirados introduciéndose en los pulmones. Tampoco apliques cremas cicatrizantes, ni ningún tipo de ungüento ¡a no ser que te lo haya recetado el pediatra!.

Lo ideal es usar una pasta al agua para ponerles tras cada cambio de pañal ¡que son las que mejor les protegen el culito!, las puedes adquirir en la farmacia y las hay para todos los gustos, yo particularmente uso la de Eryplast de Lutsine, que a mi niña le ha funcionado muy bien incluso cuando le salieron los dientes no se le irrito el culete, ¡eso si se generosa usándola!. Para evitar las irritaciones en esta zona , cámbiale el pañal muy a menudo y si tienes la posibilidad déjale un rato el culete al aire y sino puedes probar las cremas de caléndula ¡haber que tal le van!. Y sino consigues que deje de estar irritado ¡acude a tu pediatra antes de que se le ponga peor! , que seguro que te dará una buena  solución.

Vía: Entrebebes.com

higiene.jpg

¿Cómo limpiar los oídos?:

diciembre 12, 2007

¿Cómo limpiar los oídos?:

Primeramente comenzar diciendo que únicamente se le debe  limpiar la zona externa del oído, así puedes limpiar al bebé  el pabellón auricular y la zona posterior al mismo con un bastoncillo de algodón.

Nunca introduzcas ningún instrumento para eliminar el exceso de cera de los oídos, ¡ya que esta sale por si sola! y únicamente conseguirías generarle un tapón de cerumen, por ello sólo limpia la que vaya saliendo del oído.

Los bastoncillos deben limitarse (en cuanto  a su uso) a la parte externa del oído, para ir retirando sólo lo que vaya saliendo, como hemos explicado anteriormente. Ya que introducirla dentro podría producir una heridita o por el contrario causar el efecto inverso ¡introduciendo aun más el tapón en el oído!.

El momento más adecuado para limpiarles las orejitas es la hora del baño, y no os olvidéis de secar luego muy bien las orejas. Y si notas que al niño le pasa algo en los oídos, ¡no investigues por tu cuenta dentro de estos!  acércate al  pediatra u otorrino para que le eche un vistazo y así quedarte más tranquila. Y recordaros que siempre sigáis las recomendaciones del especialista (ya sea pediatra, otorrino, médico de cabecera…) ante cualquier problema que os surja.

Vía: Entrebebes.com

oidos.jpg

Como actuar ante los golpes o fracturas:

diciembre 9, 2007

Como actuar ante los golpes o fracturas:

 

Cuando se trata de golpes que no sean importantes, ¡sustos a parte!, para aliviar el dolor y evitar la aparición del antiestético hematoma lo que os recomiendo que hagáis es que  inmediatamente después de que el niño se haya dado el  golpe apliquéis  frío en la zona afectada ( ya sea hielo envuelto en un pañuelo, compresas frías, chorro de agua del grifo, bolsa cerrada de guisantes congelados, etc.).  Ya que el frío ejerce un efecto antiinflamatorio por lo que  tiende a contraer los vasos. Pero al día siguiente deberéis  provocar el efecto contrario, aplicando calor en la zona afectada para activar así la circulación e intentar de esta forma que se reabsorba el hematoma. Bastará para ello con que planchéis  un pañuelo (pero comprobar que no queme) o le pongáis la manta eléctrica, y lo coloquéis  sobre el hematoma hasta que se enfríe o bien pase un ratito. Repite la misma operación un par de veces más. ¡Y listo!.

Cuando haya fractura o tengáis la sospecha, que suele pasar cuando el golpe que se hayan dado  les provoque un  dolor  fuerte que además  aumenta con la movilización, haya inflamación o incluso deformación o no puedan  mover el miembro afectado con normalidad, lo primero que debéis hacer es intentar que el niño no mueva la zona afectada y a continuación quítale la ropa o complementos que le ajusten (zapato, reloj…) e inmoviliza la fractura en la posición en que se encuentra, para evitar mayor dolor.  Y acude inmediatamente al médico de urgencias o al hospital más cercano para que le realicen las pruebas y le den los cuidados necesarias y sobretodo ¡nunca trates de colocar el hueso en su sitio!, ya que podría agravarse la lesión.

 
En cuanto a los golpes en la cabeza, ¡estos son otra historia!, ya que aunque el golpe haya sido pequeño siempre  hay que estar alerta ante la posible pérdida de conocimiento, hemorragia nasal, confusión, salida de líquido por el oído, somnolencia, etc. Sí alguno de estos síntomas aparece acude inmediatamente al  hospital, y  evita  que el niño se duerma, para que puedan valorar la posible  lesión.. Si no presenta estos síntomas, no hace falta ir a Urgencias pero es conveniente  vigilarlo  durante aproximadamente 72 horas, para comprobar que efectivamente todo esta bien.

Mi consejo es que para intentar evitar ¡en lo posible! todo lo anterior coloquéis barreras de seguridad en escaleras, puertas, cunas, …en los sitios donde penséis que hay peligro para el niño, (si pudierais ver mi casa ¡parece un búnker ! ), no dejes al bebé solo en sitios altos como tronas, cambiadores, andadores, desde los que se pueda caer, y sobretodo  enséñales a mirar antes de cruzar, inculcarles  medidas de seguridad ya sea para la bici, patines, piscina….y sobretodo ¡os deseo mucha suerte!, ya que a veces estos golpes son inevitables.  

Vía: Entrebebes.com

golpes.jpg

Los remedios de la abuela:

diciembre 5, 2007

Los remedios de la abuela:

 

Aunque muchos se empeñen en negarlo, ¡cuánto sabían nuestras abuelas!, el otro día leyendo un periódico de tirada nacional, leí que se acaba de publicar un estudio en la revista ‘Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine’ en el que se asegura que la miel es el mejor remedio contra la tos. ¡Ya me lo decía mi abuela!: “Hija tomate un vasito de leche con miel antes de acostarte y verás como toses menos por la noche”, el estudio no nos cuenta nada nuevo ¿no os parece?.

El estudio realizado se ha basado en el efecto antioxidante y antimicrobiano que posee  la miel, ¡mejor cuanto más oscura sea!, ( que fue la usada para este estudio).  Y si a lo anterior se le une el aumento de salivación que producen las sustancias dulces, concluyen diciendo que  “La miel puede ser una alternativa segura para niños mayores de un año”( ya que no se le debe proporcionar miel a los bebés).

La verdad es que yo soy de la opinión que cuanto menos jarabes y medicamentos se le den a los niños ¡mejor que mejor!, a no ser que sea estrictamente necesario ¡claro esta! y siempre que nos lo recete el pediatra.

Ya que el artículo de hoy va de remedios, contaros que lo que  a mi peque le funciona de maravilla, ya sea para la tos o la congestión nasal, es ponerle una cebolla partida a la mitad con algunas incisiones en la mesilla de noche. ¡Es mano de santo!, y no perdéis nada en probarlo ya que si no os funciona, ¡ya os prescribirá el pediatra algún medicamento!, (aunque contaros que el pediatra de mi niña siempre me recomienda que pruebe primero con este “remedio casero de la abuela”), lo que si os digo es que el único defecto que le encuentro a este remedio es ¡el terrible olor que se queda en la habitación al día siguiente! por mucho que ventiles el cuarto.

Si conocéis algún remedio casero de las abuelas, o que os vaya bien a vosotros ¡por favor! compartirlo con nosotras ¡que nunca esta de más saber cosas nuevas y  más aun si además funcionan!.

Vía: Entrebebes.com

miel.jpg

Época de bronquiolitis:

diciembre 5, 2007

Época  de bronquiolitis:

Esta infección vírica alcanza su mayor auge en esta época del año, y  concretamente este año es uno de los “virus estrella” junto a la grastroenteritis aguda . Pero vamos a centrarnos en la bronquiolitis que es una infección que afecta a los bronquios y a todo el  tracto respiratorio; La suele causar un virus (VRS: virus respiratorio sincitial) y se propaga por contacto con las secreciones de alguien que está infectado y que haya tocado al bebé, sus juguetes u otros objetos…, que luego el niño toca y se contagia al tocarse los ojos o la nariz. Esta infección tiene su auge sobre todo en los meses de noviembre a marzo.

Este virus afecta principalmente a lactantes menores de 2 años con una incidencia máxima hacia los 6 meses de edad y  puede dejar  secuelas a los menores de tres meses ( que puede que sean más propensos a sufrir asma de mayores).

La bronquiolitis comienza generalmente con síntomas catarrales, siguiendo a los 2 o 3 días con fiebre o febrícula  acompañados de dificultad respiratoria, tos…. Suelen ser cuadros infecciosos bastante largos  durando  aproximadamente entre 1 y 2 semanas ¡e incluso más tiempo!.

¿Cómo podemos saber si nuestro bebé la tiene? Probablemente la tenga si rechaza las tomas,  tiene una respiración más rápida de lo normal y esta decaído o apenas se mueve. Y podrá parecer ¡que incluso tiene  asma!.

Lo que podemos hacer es fraccionar las tomas, colocar al bebé en posición semiincorporada (colocándole unos cojines debajo del colchón) para que así respire mejor, hacerle lavados nasales con suero fisiológico (con una jeringa, y si os da cosa existen  unos sprays que venden en la farmacia especiales para bebés que son más cómodos de usar y tienen la dosis adecuada de suero) frecuentemente, seguir un tratamiento antitérmico (el que os de vuestro pediatra)… Pero recordar que siempre que se trata de un bebé de menos de un mes debéis acudir al médico sin falta, tanto si come menos de la mitad de las tomas, presenta fiebre (aunque esta sea poca) o tiene gran dificultad respiratoria. Y para los bebés menores de un año os recomiendo que sigáis el mismo protocolo.

¡Ah! y si tenéis más niños en casa extremar las medidas, ¡porque es muy contagioso!. Y no  olvidéis que ante cualquier duda¡ lo mejor es acudir al pediatra, y si esto no es posible, al hospital más cercano!.

Vía: Entrebebes.com

bronquiolitis1.jpg

Las vacunas

diciembre 3, 2007

Las vacunas:

Estas son importantísimas y necesarias para los bebes y niños, ya que les protegen contra enfermedades que pueden resultar muy perjudiciales y a veces incluso fatales. Las vacunas están hechas a base de virus o bacterias,( ya sea muertas o sintéticas), o por toxoides (toxinas que segregan los microbios),pero que son manipuladas de tal manera para que no sean capaces de producir enfermedad, pero sí para que nuestro sistema inmunológico pueda reconocer y neutralizar el ataque de los diferentes agentes infecciosos.

Las vacunas están dirigidas para hacer frente principalmente a virus, hepatitis B, difteria, tétanos, tosferina acelular, poliomielitis, sarampión, rubéola , parotiditis, meningococo C, neumococo, varicela, rotavirus….

Las reacciones que pueden causar al ponerlas son diversas y son diferentes dependiendo de cada niño o bebé y tipo de vacuna inyectada, pero generalmente puede aparecer enrojecimiento y dolor en el área donde fue aplicada la vacuna, fiebre y malestar general, que generalmente suelen desaparecer a las 24 ó 48 horas. ¡Pero no os asustéis! que el pediatra o el enfermero que os las pongan os informarán de lo que tenéis que hacer en cada caso.

Los padres deben seguir el calendario vacunal oficial y no interrumpir el ciclo de vacunaciones. Pero no es recomendable vacunar a los niños que padezcan alguna enfermedad con fiebre superior a los 38 °C, a los que fueran sometidos a una transfusión de sangre recientemente o a los que tengan antecedentes alérgicos con algunos de los componentes de la vacuna. Pero siempre se deben seguir las recomendaciones del pediatra, que es el especialista que nos marcará que debemos hacer si se da alguno de los casos anteriores.

Y recordar que así vuestros bebés estarán más protegido contra las enfermedades.

Vía: Entrebebes.com

 

vacunas1.gif

Virus al ataque

diciembre 3, 2007

“Me han dicho que mi hijo tiene un virus”:

 Si tenéis hijos seguro que en más una ocasión habéis oído esta frase, ya sea de boca de vuestro pedíatra, del pediatra de urgencias… y es que ¡diagnosticar en muchos casos para los pediatras no resulta nada fácil y al final lo acaban haciendo “por exclusión”!.

Las infecciones víricas son las responsables de la mayoría de los procesos febriles que sufren los bebés y niños, sobretodo en los primeros años de vida, cosa que corroboran multitud de rigurosos estudios. Por otro lado, ¡esta fiebre no siempre suele venir sóla! sino que se acompaña de síntomas inespecíficos, como malestar general, catarro, mocos, vómitos…lo cual hace todavía más difícil que los profesionales se arriesguen a dar un diagnostico concreto “a priori” y prefieren esperara a ver como evoluciona o como suelen decir “a ver por donde da la cara este virus”.

¿De qué virus se trata? Es lo que solemos preguntarnos los papás cuando nos pasa lo anterior, y generalmente nos contestan que hay cientos de virus y que muchas veces les resulta imposible distinguir unos de otros sin tener que realizar costosas, complejas, repetidas o incluso dolorosas pruebas para el bebé, y como generalmente estos cuadros son benignos, no merece la pena someter al bebé a estas pruebas a no ser que los síntomas adquieran un cariz más complejo o peligroso.

El consejo que os doy es que en el caso que le diagnostiquen una infección vírica a vuestro hijo, primeramente debéis confiar en el pediatra, pero debéis mantener una actitud de espera vigilante y si en algún momento apareciese algún síntoma nuevo o empeorase el estado general del niño acudieseis cuanto antes a la consulta del pediatra, y si ello no fuera posible (¡porque generalmente se ponen malos los fines de semana!) acercaros al hospital más cercano (entrando por  urgencias) para que valoren si se necesitan tomar medidas adicionales.

Vía: Entrebebes.com

enfermos.jpg