Posts Tagged ‘enfermedad’

Cuando los niños tosen:

octubre 24, 2008

La tos es un síntoma de alguna enfermedad y aparece como un mecanismo de defensa del organismo para expulsar del árbol bronquial partículas extrañas o secreciones.

En algunas ocasiones, la tos puede hacerse persistente provocando interrupción del sueño, fatiga o vómitos y, aunque, generalmente, no obedece a una enfermedad importante puede generar gran preocupación a los padres.

Cuando el niño tiene tos se debe evitar la automedicación. La tos no es una enfermedad sino un síntoma, por ello es preciso que el niño sea explorado por el pediatra para que determine la causa de la tos y prescriba un tratamiento correcto.

tos_en_los_ni_os_humidificador_795839080.jpgHay una serie de medidas generales que pueden ser útiles en la mayoría de los niños, como pueden ser humidificar el ambiente, administrar líquidos abundantes para fluidificar las secreciones o descongestionar la nariz con suero fisiológico.

En general, los medicamentos antitusígenos (dextrometorfano, cloperastina, codeína…) sólo deben utilizarse en aquellos casos en los que la tos impida el sueño, la alimentación o provoque vómitos.

Los mucolíticos tienen, generalmente, escasa eficacia en el tratamiento de la tos, por lo que debemos evitarlos.

tos_en_los_ni_os_faringitis_854433479.jpgDistintos tipos de tos

Alteraciones como la faringitis, adenoiditis y sinusitis provocan una tos irritativa, seca, en la estación invernal, de predominio nocturno.

La laringitis provoca tos “perruna”, disfonía, estridor.

El asma y la hiperreactividad bronquial provoca tos seca, dificultad respiratoria, relacionado con ejercicio, aire fresco, humo del tabaco… y se presenta sobre todo primavera.

La tosferina se caracteriza por tos seca, irritativa, en accesos (5-10 toses seguidas de una inspiración y “gallo final”) puede asociarse a vómitos.

Son múltiples las causas de la tos. Entre las más frecuentes están las infecciones de vías respiratorias (resfriado común, faringitis, laringitis, sinusitis, aumento de las adenoides, bronquitis, traqueitis, neumonía…), enfermedades alérgicas (asma, rinitis…), cuerpos extraños en vías aéreas.

Por ello os recomiendo que si vuestros niños tosen durante unos días, sin otros sintomas que lo acompañen, los llevéis a visitar al pediatra o médico de cabecera para que les eche un vistazo y descartar posibles enfermadades encubiertas.

Via: Entrebebes.com

¡Vigilar la tos en los niños!

¡Vigilar la tos en los niños!

Anuncios

Enfermedad celiaca y los niños:

febrero 26, 2008

Enfermedad celiaca y los niños:

Con el trigo, la cebada y el centeno se producen la mayoría de los alimentos básicos de la dieta occidental, como el pan. Uno de cada cien europeos padece la enfermedad celiaca.

Se trata de una intolerancia permanente al gluten, uno de los componentes de los cereales citados.

La enfermedad celiaca registra un componente genético relevante, que se plasma en la especial predisposición de los familiares de primer grado.

La enfermedad puede presentarse hacia los dos años de edad, tras la introducción de trigo en la dieta, pero también puede manifestarse con posterioridad y brotar entre los 30 y 40 años.

Esta enfermedad puede ser asintomática durante muchos años y surgir como consecuencia de una infección viral, una intervención quirúrgica, un periodo de estrés y/o agotamiento, un accidente con lesiones físicas, etc.

La sintomatología más común suele ser un cuadro de diarrea crónica con pérdida de peso y adelgazamiento, deficiencias nutricionales como anemia, osteoporosis, carencia de vitamina K además de otras, así como de minerales.

En los niños suelen darse diarreas, náuseas, vómitos, retraso en el crecimiento, poco peso, mal desarrollo de la musculatura, irritabilidad, apatía, tristeza, introversión, etc.

Si el diagnóstico de la enfermedad se hace tarde o se realiza un tratamiento adecuado, pueden aparecer complicaciones a largo plazo como atrofia del bazo, linfomas intestinales, carcinomas del tracto digestivo, insuficiencia pancreática, y otras.

Por ello, es fundamental que se diagnostique lo más rápido posible y ante cualquier mínima sospecha, hay que realizar el diagnóstico, basado en pruebas analíticas y biopsia intestinal.

Una vez confirmada la enfermedad, se inicia el único tratamiento eficaz: eliminar absolutamente el gluten durante toda la vida, puesto que una pequeña ingesta es suficiente para reactivar la enfermedad.

En los países occidentales no resulta fácil contar con una dieta sin gluten porque el 75% de los productos alimenticios manufacturados lo contienen.

El gluten forma parte de los alimentos como vehiculizante de aromas, colorantes, conservantes, espesantes, antihumectantes, etc.

En la actualidad, se consigna en el etiquetado la utilización de trigo o de cualquier otro cereal con gluten.

Si quieres saber más acerca de está enfermedad clika en la vía de abajo.

Vía: Entrebebes.com

celiacos.jpg